fbpx
Logotip Fundació Pere Casaldàliga
Entrevista a las hermanas de Pedro Casaldáliga

Entrevista a las hermanas de Pedro Casaldáliga

Entrevista a las hermanas de Pedro Casaldáliga

Carme y María Casaldáliga vieron como su hermano Pedro partía hacia la Amazonía al cumplir 40 años. No lo han vuelto a tener nunca más en casa. Desde la plaza Ricard Viñas número 10 de Balsareny, donde han vivido siempre, la familia de Pedro Casaldáliga nos explica cómo han vivido estos más de 50 años de vida dedicados a la defensa de los más pobres.

21 de octubre de 2020

La vida de Pedro Casaldáliga

A los 11 años, Pedro Casaldáliga tuvo claro, y así lo manifestó a su familia, que quería ser sacerdote y dedicar su vida al Evangelio. ¿Cómo se recuerda esta noticia a la familia?

Carme: Él siempre decía que quería ser panadero, pero había un cura que iba mucho al Cortés del Pi (una casa de campo del término de Súria donde vivían unos primos) y explicaba muchas tragedias y también cosas de la Guerra Civil y esto lo hizo decidir a hacerse cura. Poco después de entrar en el Seminario de Vic ya pidió de hacerse misionero claretiano. Escribió una carta a nuestros padres para contárselo.

Carta que en Pere Casaldàliga envià a la seva família des del seminari

Carta desde el Seminario a su madre, Montserrat Pla. Imagen: Família Casaldáliga. Selección: Centre Cultural de Balsareny.

Como era Pedro durante su infancia? Parece que en la adolescencia mostraba ya tener las ideas muy claras.

Carme: Le gustaba jugar, como a todos los niños, pero no le gustaba nada que hubiera peleas. Aquí en casa venían muchos niños a jugar en la azotea, porque era grande. Recuerdo los hermanos de Cal Paquela (Bonet), los Vilella… Y si había peleas, él siempre intentaba poner paz.

Pere Casaldàliga (al cercle) d'excursió

Pedro Casaldáliga (en el círculo) de excursión. Imagen: Familia Casaldáliga. Selección: Centre Cultural de Balsareny.

Su tío Luis, sacerdote, fue asesinado durante la Guerra Civil española cuando se dirigía a un escondite. Se ha dicho que este hecho, por el estrecho vínculo que Pedro tenía con su tío, le influenció en forma de ver la vida. ¿La familia lo entiende así?

Carme: Sí, y tanto. Que mataran al tío Luis durante la Guerra, aquí cerca de Súria, fue un hecho que lo acabó de decidir.

Maria: En casa, nuestros padres y la familia no querían hablar mucho del tema; pero el tío Luís era muy joven (33 años) y fue un golpe muy grande para toda la familia.

Cuando en 1968 Pedro Casaldáliga marcha de misionero en Brasil, de qué manera se despide de la familia y esta de él?

Carmen y Maria: Se fue despidiendo de todos y fue a visitar a los parientes de más lejos. El Luis de falta Pastisseret lo acompañó. Cuando venía de visita, el Lluís siempre la acompañaba e iban a pie a visitar la familia. La Merced de falta Pastisseret nos había explicado que cuando estaba en Candàliga, al cabo de la escalera, dijo: «Dejadme que lo mirar bien, que no lo volveré a ver nunca más.»

Todo el mundo se pensaba que al cabo de un tiempo volvería, pero no fue así, ya que no volvió nunca más. Nos reencontramos en Roma después de veinte años.

La Antonia de Can Arnaus y el tío Jaumet de Cal Peret siempre decían que sería obispo. Antonia llevaba un anillo y decía que cuando fuera obispo aquel anillo sería para él. Eran muy amigos con Antonia. Fue una despedida a nivel familiar. Todo el mundo pensaba que al cabo de un tiempo volvería, pero no fue así, ya que no volvió nunca más. Nos reencontramos en Roma después de veinte años.

Pere Casaldàliga celebra la seva primera missa com a capellà a Balsareny

Pedro Casaldáliga tras celebrar su primera misa -como sacerdote- en Balsareny. Imagen: Familia Casaldáliga. Selección: Centre Cultural de Balsareny.

Una vez en el Mato Grosso, en São Félix do Araguaia, descubre realmente donde se han metido él y los compañeros de la Prelatura. ¿De qué manera le hizo conocedores de su situación? Conocemos su reacción, pero, ¿cuál fue la vuestra?

Carme : Recibíamos una carta cada dos meses, o a veces tardaban más. Algunas no llegaban. Enseguida vimos que la situación de la zona era muy complicada, él nos lo explicaba en las cartas. Las cartas circulaban entre la familia y los vecinos. Eran esperadas por todos.

Maria : Sobre todo ver tantos niños muertos; esto nos lo explicó enseguida. Nada más llegar ya les llevaron tres recién nacidos para enterrar.

Cada cinco años podían venir; pero él no, porque si venía no le dejarían volver a entrar.

Carme: Decía: «ahora tengo que vigilar mucho, porque también me quieren matar a mí». Aunque no lo decía muy claro porque sabía que las cartas se las leían. Mucha información nos llegaba por los sacerdotes amigos (Pedrito, José María, Manuel) o a través otras personas que vivían con él y que nos venían a visitar. Los vecinos de la plaza donde vivimos, cuando veían algún forastero, decían: «una nueva visita de parte del Padre Pedro», y directamente ya le indicaban la casa. Alguna vez iban hasta Brasil en barco y entonces aprovechaban para llevarse muchas cosas que necesitaban allí. Cada cinco años podían venir; pero él no, porque si venía no le dejarían volver a entrar.

Pedro siempre decía que «el humor es amigo de la esperanza». En varias entrevistas expresa con humor y cordialidad su mensaje de esperanza en defensa de la justicia, la libertad, la paz y el amor. ¿Considera que este humor y esta esperanza forman parte del ADN Casaldáliga? ¿O es una virtud que se manifiesta y se acentúa en Pedro?

Carme : Es una cosa suya. Él siempre tuvo muy buen humor. Los demás de la familia no somos tan risueños; era una característica muy de él.

María : Otras cosas sí son propias de la familia: a nuestro padre también le gustaba mucho el cine y le interesaba la cultura. Leía el diario todos los días que guardábamos para los de Candàliga. Había ido alguna vez al cine en Manresa e iba caminando en la Biblioteca de Sallent (aquí no había).

Ya veíamos que había represión y que había peligro, pero el hecho de saber la noticia de que habían matado a João Bosco sí nos hizo coger más miedo.

El asesinato del mártir João Bosco en 1976, al confundirlo con el obispo Casaldáliga, aparte de haberos generado indignación y tristeza, ¿os hizo ver de una manera diferente las amenazas a las que debía hacer frente Pedro?

María : Los primeros años ya veíamos que las cartas se las leían, y por eso él no ponía el nombre de Casaldáliga para que no se las interceptaran. Ya veíamos que había represión y que había peligro, pero el hecho de saber la noticia de que habían matado a su compañero João Bosco sí nos hizo coger más miedo. Pensábamos más, pero como no lo podíamos solucionar ….

La abuela sí que sufrió mucho el hecho de que nuestro tío Pedro no volviera y estuviera tan lejos. Cuando estaba ya muy desorientada, a menudo oíamos que desde su habitación le llamaba: «Pedro, Pedro …!

Después que Pedro se despidiera y se marchara de Balsareny, tuvieron que pasar veinte años hasta que tuvisteis ocasión de reencontrarse nuevamente con él, en Roma. ¿Como recuerdan ese reencuentro?

Carmen: Fue muy emotivo, siempre lo teníamos presente entre nosotros, pero después de tantos años poder volver a verle … Se nos hicieron cortos los pocos días que pudimos estar con él. Además, como somos bastantes, todos queríamos estar con él y hablar con él. Hubo muchas anécdotas y compartimos muchos recuerdos que él tenía de casa y del pueblo. En un restaurante nos dijo que no había comido nunca más berenjena…

María : Fue algo extra para la familia, poder ir a Roma todos.

Sobrina: Hacía muchos años que no la habíamos visto, y alguna de nosotras no lo conocíamos: fue la primera vez que lo veíamos. Fue un reencuentro, pero se hizo muy cercano enseguida, como si nos hubiéramos visto hacía poco, por su manera de ser y también porque en casa se hablaba mucho de él: con la abuela no había día en que no saliera el nombre de Pedro por alguna cosa u otra.

Pere Casaldàliga amb la seva mare, al nadal de 1966

Pedro Casaldáliga con su madre, en la Navidad de 1966. Imagen: Familia Casaldáliga. Selección: Centre Cultural de Balsareny.

Carme: Nuestra madre les hacía decir una oración a las niñas: «San Antonio del cerdito, ayudad a mi padre, San Antonio María Claret, ayudad a mi tío». Nosotros sabíamos que él quería estar en el Araguaia, que era lo que le gustaba y siempre nos pareció bien que fuera así.

Maria: Cuando nuestra madre estaba muy enferma y bien despistada, recuerdo que un día, viendo una foto que teníamos colgada de Pedro, comenzó a decir: «Este Pedro, este Pedro … , ¡que no nos viene nunca a ver!»

Sobrina: La abuela sí que sufrió mucho el hecho de que el tío no volviera a venir y que estuviera tan lejos. Cuando estaba ya muy desorientada, a menudo sentíamos que desde la habitación le llamaba: «¡Pedro, Pedro …!».

SUBSCRIBA EL BOLETÍN

Conozca a Pedro Casaldáliga
y sus Causas

.

MÁS RECIENTES

El cristianismo no ha hecho más que comenzar

El cristianismo no ha hecho más que comenzar

«Más que mirar con nostalgia un pasado cristiano que ya no existe, hemos de ir adelante para evangelizar el mundo de hoy secularizado, agnóstico y postmoderno.» ¿Qué podemos hacer? ¿Qué puede aportar hoy el cristianismo? Ésta es la reflexión del jesuita Victor Codina.

leer más
La huida de un pueblo amazónico por la expansión de la soja

La huida de un pueblo amazónico por la expansión de la soja

No es la primera vez que el pueblo Khikatxi, en territorio indígena wawi, se reubica en lo más profundo de la selva para preservar la salud y el bienestar de sus habitantes. ¿Será la última? Cada noche, los hombres kisêdjê llevan sillas de plástico al centro de un...

leer más
Y Casaldáliga llegó a la Amazonía

Y Casaldáliga llegó a la Amazonía

El 30 de julio de 1968, Pedro Casaldáliga y Manuel Luzón llegaron a São Félix do Araguaia, en la Amazonía. El propio Casaldáliga explicó ese momento primero en una entrevista en 2007.

leer más

Read more
4 momentos imprescindibles del adiós a Pedro Casaldáliga

4 momentos imprescindibles del adiós a Pedro Casaldáliga

4 momentos imprescindibles del adiós a Pedro Casaldáliga

Muchos han sido los eventos de despedida y homenajes que se han hecho a Pedro Casaldáliga. Organizaciones, iglesias, movimientos sociales, grupos y muchas comunidades han recordado la figura de Pedro con mucho amor.

A continuación, algunos de los momentos más representativos.

12 de septiembre de 2020

La vida de Pedro Casaldáliga

1. Entierro en São Félix do Araguaia

El Centro Comunitario «Tía Irene» fue testigo del funeral de Pedro Casaldáliga en el Araguaia. Durante la noche antes, todo su pueblo tuvo la oportunidad de despedirse de Pedro en una vigilia llena de poesía, música y esperanza.

Al día siguiente, 12 de agosto, se realizó el funeral y, a continuación, el entierro en el Cementerio Karajá, cerca del Río Araguaia.

2. Misa-funeral en Balsareny

En el pueblo donde nació en Pedro y vive buena parte de su familia, en Balsareny, el día 15, en un oficio austero ya la vez acogedor, se celebró la misa-funeral en Cataluña.

A parte de los parlamentos y recuerdos emotivos, cabe destacar que tanto en el altar como en el exterior de la iglesia se pusieron, además de un retrato de Pedro Casaldáliga, varios elementos cargados de simbología que representan la vida de Pedro Casaldáliga.

3. Homenaje de los movimientos sociales de Brasil

Varios movimientos sociales de Brasil que Pedro Casaldáliga ayudó a crear y, en algunos casos, lideró, realizaron un homenaje cuando se cumplía un mes de su fallecimiento.

Un vídeo con muchos testimonios que hablan del legado de Casaldáliga en ese país.

4. Recuerdo desde Argentina

Coordinador por el Centro Nueva Tierra, un amplio abanico de organizaciones argentinas rindieron también homenaje a Pedro Casaldáliga el día 7 de septiembre.

Entre los testigos, Michael Moore, gran conocedor de la obra poética de Casaldáliga y Gerardo Bassi, responsable de la cuenta de Twitter dedicada a divulgar la figura de Pedro Casaldáliga.

SUBSCRIBA EL BOLETÍN

Conozca a Pedro Casaldáliga
y sus Causas

.

MÁS RECIENTES

El cristianismo no ha hecho más que comenzar

El cristianismo no ha hecho más que comenzar

«Más que mirar con nostalgia un pasado cristiano que ya no existe, hemos de ir adelante para evangelizar el mundo de hoy secularizado, agnóstico y postmoderno.» ¿Qué podemos hacer? ¿Qué puede aportar hoy el cristianismo? Ésta es la reflexión del jesuita Victor Codina.

leer más
La huida de un pueblo amazónico por la expansión de la soja

La huida de un pueblo amazónico por la expansión de la soja

No es la primera vez que el pueblo Khikatxi, en territorio indígena wawi, se reubica en lo más profundo de la selva para preservar la salud y el bienestar de sus habitantes. ¿Será la última? Cada noche, los hombres kisêdjê llevan sillas de plástico al centro de un...

leer más
Y Casaldáliga llegó a la Amazonía

Y Casaldáliga llegó a la Amazonía

El 30 de julio de 1968, Pedro Casaldáliga y Manuel Luzón llegaron a São Félix do Araguaia, en la Amazonía. El propio Casaldáliga explicó ese momento primero en una entrevista en 2007.

leer más

Read more
A los 30 días del fallecimento de Pedro Casaldáliga

A los 30 días del fallecimento de Pedro Casaldáliga

A los 30 días del fallecimento de Pedro Casaldáliga

Hoy, hace un mes que mi Tío Pedro falleció.

No ha sido una muerte violenta ni repentina, como tal vez él había imaginado, pero no por ello deja de ser triste.

Un sentimiento de tristeza, vacío, orfandad que a medida que pasan los días, y ya con un poco más de tranquilidad, después de unos días intensos: de preocupación primero, y de mensajes y homenajes después, se hace cada vez más presente.

Y, al mismo tiempo también se hace cada vez más presente un sentimiento de alegría, de gratitud porque como dice el buen amigo David Fernández «el milagro es que haya vivido» y que nosotros hayamos podido seguir y acompañar, a pesar de la distancia, esta vida tan radical, coherente, llena …
Tanto a nivel individual como de la Asociación Araguaia con el Obispo Casaldáliga, siento que ahora tenemos la responsabilidad y el compromiso de seguir apoyando las Causas de Pedro, que permanecen y están más vivas que nunca. Con la certeza de que él, sigue siendo la luz que necesitamos en nuestra «caminhada» con Esperanza.
Glòria Casaldàliga
Pere Casaldàliga amb Maritxu Ayuso a casa seva a São Félix do Araguaia

Hoy hace 30 días de tu Pascua, querido Pedro, y todavía estoy en orfandad.

Pero poco a poco, el vacío se ve acariado por la Esperanza.
Tu huella será luz en lo más profundo de mi vida.
Tus sandalias ya consagran nuestro camino, la lucha y la Utopía por un mundo más justo.

Gracias, San Pedro del Araguaia!!!

Maritxu Ayuso

Zilda Martins amb en Pere Casaldàliga a São Félix
Pedro fue un gran profeta del pueblo, un poeta sensible y profundo, pero sobre todo, para mí, fue una persona muy divertida, humilde, risueña y sencilla, que siempre me trató muy bien y me animó a hacer mi trabajo en el Archivo de la Prelatura de São Félix.

Hoy extraño tu presencia. Me siento un poco más «perdida» ante las dificultades. Pero intentaré poner en práctica todo lo que me enseñó. Sé que es difícil y que solo las personas con el coraje y la fe de Pedro pueden llegar a ser como él, pero estoy segura de que seguirá animándome y dándome fuerzas.

Zilda Martins

SUBSCRIBA EL BOLETÍN

Conozca a Pedro Casaldáliga
y sus Causas

.

MÁS RECIENTES

El cristianismo no ha hecho más que comenzar

El cristianismo no ha hecho más que comenzar

«Más que mirar con nostalgia un pasado cristiano que ya no existe, hemos de ir adelante para evangelizar el mundo de hoy secularizado, agnóstico y postmoderno.» ¿Qué podemos hacer? ¿Qué puede aportar hoy el cristianismo? Ésta es la reflexión del jesuita Victor Codina.

leer más
La huida de un pueblo amazónico por la expansión de la soja

La huida de un pueblo amazónico por la expansión de la soja

No es la primera vez que el pueblo Khikatxi, en territorio indígena wawi, se reubica en lo más profundo de la selva para preservar la salud y el bienestar de sus habitantes. ¿Será la última? Cada noche, los hombres kisêdjê llevan sillas de plástico al centro de un...

leer más
Y Casaldáliga llegó a la Amazonía

Y Casaldáliga llegó a la Amazonía

El 30 de julio de 1968, Pedro Casaldáliga y Manuel Luzón llegaron a São Félix do Araguaia, en la Amazonía. El propio Casaldáliga explicó ese momento primero en una entrevista en 2007.

leer más

Read more
La salud de Pedro Casaldáliga

La salud de Pedro Casaldáliga

Agosto de 2020

La vida de Pedro Casaldáliga

Actualización [07/08 | 23:45h]: Informamos que, según los doctores que están cuidando de Pedro Casaldáliga, el mismo se encuentra en un estado muy frágil, debido a complicaciones pulmonares. Se está a la espera de que reaccione al tratamiento, pero su respuesta es incierta.

Pedro está siendo cuidado en todo momento para que no sufra y no sienta dolor.

Seguimos unidos en la esperanza y la oración.

Actualización [07/08 | 00:10h]: Según nos informan desde el hospital donde se encuentra ingresado Pedro Casaldáliga, su situación continúa estable dentro de la gravedad, no habiendo presentado empeoramiento en las últimas 24 horas.

Los antibióticos suministrados están ayudando al control de la infección respiratoria y sus funciones cardíacas y renales permanecen estables.

En las próximas 24-48 horas será sometido a una nueva tomografía para evaluar la evolución de su pulmón.

A lo largo del día de mañana, así que tengamos información médica directa, la publicaremos.

Actualización [06/08 | 12:30h]: Nos informa el doctor Antonio Marcos Barbosa, de la Santa Casa de Batatais, en el interior de Sao Paulo, que ayer por la tarde Pedro Casaldáliga fue sometido a una punción donde le extrajeron 600 mililitros de líquido en el pulmón izquierdo.

La intervención ha generado una «confort respiratorio» inmediato.

Casaldáliga también ha sido sometido a una endoscopia para ponerle una sonda en el estómago para garantizar «una alimentación segura y eficiente» y está siendo tratado con antibióticos en la UCI.

«En este momento, mantiene una presión (arterial) muy buena y está estable desde el punto de vista cardiológico», mientras que «la oxigenación en sangre, después de la punción y los nuevos antibióticos», va mejorando y » está más cómodo al respirar «, explicó Barbosa.

«Ahora hay que esperar. Es un individuo muy frágil, de edad avanzada, con una enfermedad de alta gravedad «, agregó.

En este sentido, el médico ha insistido en que todavía «hay gravedad» en el cuadro de salud de Pedro, si bien, en virtud de cómo ha reaccionado el tratamiento en las primeras 24 horas, espera que en «cuatro o cinco días «haya resultados más robustos.

Via: Religión Digital

Actualización [6/08 | 00:09h]: Nos informan desde Brasil que se realizó una punción pulmonar en Pedro Casaldáliga para mejorar sus funciones pulmonares. Casaldáliga permanece en la UCI y su estado es grave, sin embargo, no será necesario realizar ningún otro procedimiento quirúrgico en este momento y continú su tratamiento con antibióticos. Tiene un pulmón comprometido, pero las funciones cardíacas y renales son normales. (Él, cuando era joven, sufrió una neumonía severa que le dejó una secuela permanente en su pulmón, razón por la cual está más debilitado).

Continuaremos siguiendo con atención su evolución.

Actualización [5/08 |11:00h]: Informamos que Pedro Casaldáliga ya está en el hospital Santa Casa de Batatais, en el estado de São Paulo. Su situación es estable dentro de la gravedad. Cuando tengamos el informe médico oficial, informaremos.

Actualización [4/08 | 23:00h]: Informamos que, debido al estado de salud y a la imposibilidad de seguir su tratamiento en São Félix do Araguaia, el Obispo #Casaldáliga está siendo transferido en estos momentos para el hospital de la Congregación de los Claretianos en Batatais, SP. Continuaremos informando.Actualización [4/08 | 16:00h]: Ante algunas informaciones que han circulado en las últimas horas sobre la muerte de Pedro Casaldáliga, comunicamos que el Obispo Pedro continúa ingresado en São Félix do Araguaia y no hay ninguna novedad destacable en su estado de salud.

En estos momentos, se está trabajando con la posibilidad de trasladarlo a un hospital más grande fuera de la región, donde podrá tratarse mejor de los problemas respiratorios que padece. Si esta opción se concreta, informaremos detalladamente.

Evidentemente, su estado de salud es débil y muy fragilizado por el Parkinson y la edad.

Actualización [4/08 | 09:00h]: Informamos a todos los amigos y amigas de Pedro Casaldáliga que el obispo se encuentra ingresado en el hospital São Félix do Araguaia debido a problemas respiratorios.

Casaldáliga está muy debilitado por el Parkinson que sufre hace años y su edad avanzada. La prueba para COVID19 ha dado negativo, pero su situación de salud es muy grave.

Pedro está siempre acompañado y bien cuidado.

Seguimos orando por su salud y esperamos que pueda regresar a casa.

Si hay más noticias, iremos actualizando esta entrada.

Asociación Araguaia con el Obispo Casaldáliga y Asociación ANSA.

SUBSCRIBA EL BOLETÍN

Conozca a Pedro Casaldáliga
y sus Causas

.

MÁS RECIENTES

El cristianismo no ha hecho más que comenzar

El cristianismo no ha hecho más que comenzar

«Más que mirar con nostalgia un pasado cristiano que ya no existe, hemos de ir adelante para evangelizar el mundo de hoy secularizado, agnóstico y postmoderno.» ¿Qué podemos hacer? ¿Qué puede aportar hoy el cristianismo? Ésta es la reflexión del jesuita Victor Codina.

leer más
La huida de un pueblo amazónico por la expansión de la soja

La huida de un pueblo amazónico por la expansión de la soja

No es la primera vez que el pueblo Khikatxi, en territorio indígena wawi, se reubica en lo más profundo de la selva para preservar la salud y el bienestar de sus habitantes. ¿Será la última? Cada noche, los hombres kisêdjê llevan sillas de plástico al centro de un...

leer más
Y Casaldáliga llegó a la Amazonía

Y Casaldáliga llegó a la Amazonía

El 30 de julio de 1968, Pedro Casaldáliga y Manuel Luzón llegaron a São Félix do Araguaia, en la Amazonía. El propio Casaldáliga explicó ese momento primero en una entrevista en 2007.

leer más

Read more
Com está Pedro Casaldáliga

Com está Pedro Casaldáliga

Pedro Casaldáliga cumplió 92 años este pasado mes de febrero. Después de más de 50 años viviendo en la Amazonía brasileña, así es como está.

27 de julio de 2020

La vida de Pedro Casaldáliga

«Para descansar
sólo quiero
esta cruz de madera
como lluvia y sol,
estos siete palmos
y la Resurrección! »

Poema «Cemitério do Sertão», Pedro Casaldáliga
[Originalmente escrito en portugués. Traducción nuestra.]

La maldición de la esclavitud

El día 1 de noviembre de hace unos 20 años, Pedro Casaldáliga celebraba la misa del día de los difuntos en uno de los cementerios de São Félix do Araguaia, en [el estado del] Mato Grosso. Al final del oficio, en presencia de todo el pueblo y de los agentes pastorales, dijo:

Quiero que me escuchéis bien, porque voy a deciros algo muy serio: aquí es donde quiero ser enterrado.

Pedro Casaldáliga

El “aquí” era el lugar que la gente de la región conoce como el “Cementerio Karajá”. El lugar donde él mismo enterró a más de 1.000 indígenas y trabajadores rurales (“peones”) que llegaban de diversos lugares de Brasil y terminaban siendo explotados por los terratenientes. El lugar donde fueron enterradas las personas más humildes de esta tierra. El cementerio de los más pobres.

De las cosas que más impactaron a Casaldáliga cuando llegó a esta región de la Amazonía en 1968 fue la situación de los “peones”: trabajadores asalariados que migraban de otras partes de Brasil para trabajar en las grandes propiedades. Estas grandes “fazendas” los reclutaban por los pueblos más pobres de Brasil, les prometían muchas ventajas y una vida mejor, pero ya durante el viaje y sobre todo después durante el tiempo de trabajo les iban atribuyendo deudas y más deudas, hasta que debían más de lo que ganaban y se tornaban rehenes de los terratenientes: la maldición de la esclavitud por la deuda.

La explotación, las condiciones de vida infra-humanas y la violencia que sufrían hacía que muchos intentaran huir. Eran, sin embargo, duramente reprimidos … incluso había la macabra tradición de cortar las orejas a todo trabajador que intentara escapar de aquel martirio.

Casaldáliga construíndo casa. 1977

Pedro Casaldáliga ayudando a construir una capilla en una de las comunidades rurales de su Prelatura (diócesis)

Pedro Casaldáliga del campo

Durante la dictadura militar brasileña, que terminaría formalmente en 1985, el Araguaia era una de las regiones de Brasil con la mayor concentración de tierras en manos de pocos propietarios.

Así, expulsados ​​de sus territorios o impedidos de tener un pedazo de tierra para vivir, la situación de los pequeños campesinos y los Pueblos Indígenas del Araguaia era muy parecida a la de los peones.

De hecho, el eje central de la Carta Pastoral que Casaldáliga publicó el día de su Consagración Episcopal, en 1971, “Una Iglesia de la Amazonía en Conflicto con el Latifundio y la Marginalización Social” es una fuerte, abierta y detallada denuncia de todas las situaciones de explotación y abusos que los terratenientes llevaban a cabo contra los más pobres.

De esta manera, apenas 4 años después de llegar a la región, Casaldáliga posiciona públicamente la Iglesia del Araguaia junto a los más pobres y contra el latifundio.

El latifundio continúa presente en la vida de Casaldáliga

El latifundio todavía es una de las principales preocupaciones de Casaldáliga, 52 años después de su llegada a Brasil.

No obstante, el Obispo Pedro siempre ha tenido esta comprensión profunda de que los cambios estructurales no pasan sólo por una victoria de la izquierda en las elecciones. Él sabe que los cambios más importantes deben nacer de la conciencia y la organización de las personas.

De hecho, la vida pastoral de Casaldáliga ha contribuido decisivamente en la organización de muchas personas que luchan por los derechos económicos, sociales, políticos y ambientales, en todo Brasil.

No es de extrañar pues que, ahora, toda esta historia profunda de reflexiones y de actuación política decidida haya sido etiquetada por los partidarios de Bolsonaro como la opinión de un “obispo comunista”

Pere Casaldàliga celebrant missa a l'Araguaia

Pedro Casaldáliga celebrando misa en una de las comunidades de su Prelatura.

¿Cómo está el Obispo Pedro?

El obispo Pedro, como le llaman en el pueblo, continúa en São Félix do Araguaia. El “hermano Parkinson”, con quien convive hace 20 años, le afecta mucho. Sus 92 años, las 8 malarias que ha sufrido y las cientos de horas a caballo que ha hecho por este Mato Grosso, también. Su mobilidad es muy reducida y necesita atendimiento 24 horas.

Casaldáliga ya no se expresa con palabras o escritos, siempre tan esenciales en su comunicación. Ciertamente esta limitación es un gran sufrimiento para él. Pero Pedro se comunica de otras formas: con gestos, miradas y apretones en nuestras manos.

Todos y todas en el pueblo sabemos que está aquí, que es el obispo Pedro, y él nos siente próximos.

Su casa continúa siendo un refugio para los indígenas Karajá que pasan por São Félix venidos de alguna de las diversas comunidades que hay en la Isla del Bananal, junto al río Araguaia. Saben que en casa del obispo Pedro siempre tendrán un vaso de agua fresca, un plato en la mesa y un lugar para descansar.

El obispo Pedro está siempre acompañado y ahora, el pueblo que él ha cuidado a lo largo de más de 50 años, lo cuida a él.

Pere Casaldàliga

A modo de epílogo

En el epígrafe hemos puesto sólo la primera parte del poema “Cementerio del Sertão”. Pero Pedro continúa:

«Pero para vivir
quiero ahora mismo
la parte que me corresponde
de tu latifundio:
que la tierra no es tuya
Sr. Doctor Don Nadie!
La tierra es de todos
porque la tierra es de Dios.»

La lucha de Pedro Casaldáliga y de su Iglesia comprometida siempre ha sido a favor de la justicia y la vida.

Pedro es lucha. Pedro es inspiración. Pedro es ejemplo. Y la enfermedad y la vejez de Pedro no deben ser entendidas sólo como un sufrimiento. Nos deben provocar una “profunda reflexión sobre el significado de 90 años de vida dedicados a la resistencia contra el capital y en defensa de los pobres”, en palabras de la profesora y luchadora María José Silva.

Y que podamos, todos y todas, inspirarnos en Pedro Casaldáliga en estos tiempos tan difíciles que está atravesando nuestro país y el mundo.

Que la esperanza activa e indignada nos guíe!

 

Maria Julia Gomes Andrade. Antropóloga y coordinadora del Movimiento pela Soberania Popular na mineração (MAM).

Adaptación, actualización y traducción: Asociación Araguaia con el Obispo Casaldáliga.

Texto originalmente publicado en portugués en la página web Brasil de Fato.

Actualizado el 25 de julio de 2020.

SUBSCRIBA EL BOLETÍN

Conozca a Pedro Casaldáliga
y sus Causas

.

MÁS RECIENTES

El cristianismo no ha hecho más que comenzar

El cristianismo no ha hecho más que comenzar

«Más que mirar con nostalgia un pasado cristiano que ya no existe, hemos de ir adelante para evangelizar el mundo de hoy secularizado, agnóstico y postmoderno.» ¿Qué podemos hacer? ¿Qué puede aportar hoy el cristianismo? Ésta es la reflexión del jesuita Victor Codina.

leer más
La huida de un pueblo amazónico por la expansión de la soja

La huida de un pueblo amazónico por la expansión de la soja

No es la primera vez que el pueblo Khikatxi, en territorio indígena wawi, se reubica en lo más profundo de la selva para preservar la salud y el bienestar de sus habitantes. ¿Será la última? Cada noche, los hombres kisêdjê llevan sillas de plástico al centro de un...

leer más
Y Casaldáliga llegó a la Amazonía

Y Casaldáliga llegó a la Amazonía

El 30 de julio de 1968, Pedro Casaldáliga y Manuel Luzón llegaron a São Félix do Araguaia, en la Amazonía. El propio Casaldáliga explicó ese momento primero en una entrevista en 2007.

leer más

Read more

Pin It on Pinterest